Comerciantes insisten en derogar ley de precios justos en Venezuela

0
53

Caracas, 30 Mar.- Comerciantes venezolanos insisten en que algunas leyes que fueron concebidas con el propósito de destruir el sector privado de la economía deben ser derogadas de inmediato, “porque de lo contrario el país se hundirá más de lo que está”.
“Estas leyes han afectado transversalmente la producción de todas las categorías de alimentos y por ello estamos sufriendo una escasez jamás vista en Venezuela”, precisó el presidente de la Asociación de Comerciantes de Venezuela (Asocave), Carlos Alfredo Machado.

Machado, en diálogo con Notimex, destacó que el organismo gremial que preside se dirigió a la Asamblea Nacional (Congreso unicameral) para solicitar la revisión de un conjunto de leyes que a su juicio deben ser derogadas, por ser lesivas a la economía nacional.

“Por ejemplo, la ley de precios justos debe ser eliminada, pues la misma ha actuado como una camisa de fuerza para la empresa privada, ya que los costos de producción se incrementan cada día y los precios de los artículos permanecen inamovibles”, precisó.

Rechazó que esto tendría consecuencia en la población, porque en su criterio el subsidio que representa este instrumento legal sería focalizado mediante subsidios directos a la población, y recalcó que “para eso fueron creadas las misiones sociales”.

Agregó que “el gobierno no debe seguir subsidiando a la población venezolana en su generalidad, porque cuando subsidia y vende un cartón de huevos en 420 bolívares lo compra quien vive en el cerro más pobre de Caracas, como el magnate del Country Club, y eso no es justo”.

Machado asentó que el que debe recibir el subsidio es el que tiene menor ingreso. Los subsidios tienen que ser focalizados, es decir dirigidos a quienes tienen menos, mediante la entrega de bonos de salud, de alimentación y otros.

Se refirió también a la Ley del Trabajo, la que en su consideración debe modificarse, específicamente la inamovilidad laboral, ya que tal disposición que promueve la holgazanería, mantiene atados de pie y manos al empresariado privado.

“Un trabajador responsable no puede estar de acuerdo con que exista otro al lado de él que tenga su mismo salario y que no quiera trabajar. La inamovilidad genera molestia y un costo adicional al producto porque hay que contratar a una tercera persona”, indicó.

Machado dijo que el gobierno nacional decreta aumentos de salarios a diestra y siniestra sin antes consultar la opinión de los empresarios privados, motivo por el cual se han visto en problemas para pagar la nómina de trabajadores. (Notimex)