Líder de Congreso venezolano defiende retiro de retrato de Chávez

0
10

Caracas, 7 Ene.– El presidente de la Asamblea Nacional (AN) venezolana, Henry Ramos Allup, aseguró hoy que su orden de sacar del unicameral Congreso imágenes del fallecido mandatario Hugo Chávez y una modificada del Libertador Simón Bolívar, fue para “reparar un abuso”.

“Lo dije: Mientras sea presidente de la Asamblea, el único retrato que va a haber de algún prócer es el retrato original de Simón Bolívar, no la copia falsificada hecha por una computadora”, declaró a periodistas el legislador socialdemócrata.

La decisión de Ramos Allup originó una fuerte protesta de la bancada oficialista, y poco después el presidente venezolano, Nicolás Maduro, convocó a sus partidarios a “rebelarse contra estas expresiones de neofascistas y antibolivarianas”.

Maduro, en cadena nacional de radio y televisión precisó la víspera que Chávez y Bolívar fueron sacados de la sede de la Asamblea Nacional “casi a patadas”.

Tras el discurso de Maduro, un grupo del oficialismo se concentró en las afueras del congreso y lanzó petardos hacia el edificio federal, ante un cordón de seguridad militar.

En la Plaza Bolívar, frente a la AN los diputados y dirigentes del oficialismo pusieron este día en exhibición los afiches de Chávez y del Bolívar modificado, en lo que calificaron como un acto de desagravio a sus memorias.

El alcalde de Caracas y dirigente oficialista Jorge Rodríguez, encabezó una ofrenda floral a Bolívar, en medio de aplausos de sus partidarios.

Ramos Allup precisó que en la historia de Venezuela ningún presidente había puesto imágenes de algún dignatario en los pasillos y salones del Congreso.

“Lo que hicimos fue reparar un abuso”, recalcó Ramos y advirtió que sólo admitirá el retrato tradicional de Bolívar, de quien dijo que en vida admitió que era el más parecido a si mismo que conocía.

Chávez ordenó exhumar los huesos de Bolívar del Panteón nacional hace unos ocho años y a partir de ese estudio se hizo un nuevo retrato utilizando computadoras. El resultado fue una imagen que el gobierno asegura es el más parecido al Libertador.

Esa figura fue la Ramos Allup ordenó sacar del edificio del Congreso unicameral y sustituirla por retratos originales. (Notimex)