Un “Rey Gaspar” con más de 20 años repartiendo juguetes en Venezuela

0
31

Caracas, 6 Ene.- Dos mil juguetes de fabricación artesanal repartirá hoy en las barriadas del populoso barrio Petare, el popular “rey Gaspar”, un personaje pintoresco que se ganó la simpatía de los niños humildes, gracias a su espontánea generosidad.

“Son juguetes venezolanos que fabricamos en el taller y que hoy serán entregados a los niños pobres de Petare, a esos que se quedaron esperando la visita del niño Jesús el pasado 24 de diciembre”, precisó Gaspar Hernández en conversación con Notimex.

El artesano precisó que esta vez también entregará un camión repleto de juguetes usados (pero en buen estado), que fueron donados por los vecinos del municipio Sucre y recogidos por un grupo de damas colaboradoras de la obra social que él realiza todos los años.

Hernández o el rey Gaspar (de 63 años), como le dicen los niños, tiene más de 20 años repartiendo juguetes a los chiquillos de los barrios populares de Petare.

“No tengo ayuda oficial, ni pretendo ser concejal, nunca lo he aspirado. Mi devoción son los niños”, resaltó.

Enfatizó que “muchos se confunden y creen que yo ando en planes políticos, la verdad es que no me gusta la política, toda mi vida trabajé como caballericero en La Rinconada y estudié solo hasta el cuarto grado, lo que tengo lo he logrado con mi trabajo”.

Refirió que con la ayuda de amigos logró montar un taller de carpintería en el sector La Lira, en la cual trabajan ad-honorem una cantidad de jóvenes. “Allí fabricamos trompos, perinolas, zarandas, carritos, patinetas, yoyos, garrufios y marionetas”.

“Me encanta cuando un niño sonríe al recibir un obsequio, porque fui muy pobre y nunca nadie me regaló nada. Yo mismo hacía mi juguete en Navidad, un palo de escoba con una tapa de leche en la punta y comenzaba a rodarlo por todo el vecindario”, narró con orgullo.

Gaspar es casado con Teolinda, quien lo acompaña a los barrios a repartir los juguetes todos los 6 de enero y también le ayuda a manejar el camión 350 que compró con las prestaciones sociales que recibió por parte del Hipódromo La Rinconada.

La gran aspiración de Gaspar es conseguir un camello para llegar a los barrios montado en él. “Hay niños que me preguntan Gaspar donde está el camello, quiero verlo, entonces yo les digo que está muy pequeñito, que cuando crezca y esté fuerte lo voy a traer”.

Hoy será un día muy ajetreado para el “rey Gaspar”, debe entregar dos mil juguetes. A partir de las 05:00 horas locales los niños lo estarán esperando con ansiedad a la entrada del barrio. Llegará en su camión, como siempre, porque hasta ahora el camello es solo una utopía.   (Notimex)